イベント情報

イベント情報

CARTA DEL OBISPO AL INICIO DEL AÑO 2023(ヨゼフ・アベイヤ司教年頭挨拶、スペイン語)

※年頭挨拶・日本語は、教区報1月号をご覧ください。

クリック ⇒ 教区報1月号

              

Queridos hermanos y hermanas de la diócesis de Fukuoka

La paz del Señor esté con todos ustedes

                    

A todos les deseo un feliz año nuevo.

Comenzamos este año implorando el don de la paz. Desafortunadamente el pasado año 2022 ha sido un año envuelto en la oscuridad de la guerra. Todos hemos experimentado una profunda tristeza y una tremenda indignación ante las noticias de la guerra que cada día nos transmitían los medios de comunicación social. Es bueno recordar las palabras del Papa Francisco: “Toda guerra deja al mundo peor que como lo había encontrado. La guerra es un fracaso de la política y de la humanidad, una claudicación vergonzosa, una derrota frente a las fuerzas del mal. No nos quedemos en discusiones teóricas, tomemos contacto con las heridas, toquemos la carne de los perjudicados. Volvamos a contemplar a tantos civiles masacrados como “daños colaterales”. Preguntemos a las víctimas… Así podremos reconocer el abismo del mal en el corazón de la guerra y no nos perturbará que nos traten de ingenuos por elegir la paz” (Fratelli tutti, 261)

                 

JORNADA MUNDIAL DE ORACIÓN POR LA PAZ

                    

La iglesia católica inicia el año con la celebración de la “Jornada mundial de oración por la paz”. Como cada año el Papa ha publicado un mensaje con motivo de esta jornada. Lleva como título: “Nadie puede salvarse solo. Recomenzar desde el COVID-19 para trazar juntos caminos de paz”. Demos inicio, pues, a este nuevo año orando por la paz. Al mismo tiempo, el 1 de enero celebramos la fiesta de María, Madre de Dios. Siguiendo el ejemplo de María, “que guardaba todo en su corazón”, acogemos en nuestros corazones el sufrimiento de muchas personas castigadas por la guerra y otras formas de violencia, y nos comprometemos a trabajar por un mundo en el que la paz y el respeto por cada persona sean una realidad.

                   

NUESTROS DESEOS AL INICIO DEL AÑO

                   

¿Qué expectativas tenemos al comenzar este nuevo año? No cabe duda de que todos esperamos ver desaparecer el COVID-19 durante este año. Igualmente deseamos gozar de buena salud y vivir este nuevo año en un ambiente familiar en el que todos nos apoyemos mutuamente. Llenos de gratitud por la presencia de tantas personas con quienes nos encontramos en el trabajo, en la escuela, en la iglesia o en el barrio, queremos esforzarnos en hacer de este nuevo año un tiempo gozoso para todos.

                     

LA DIOCESSIS DE FUKUOKA EN EL AÑO 2023

                

También como comunidad diocesana tenemos nuestras expectativas para el 2023. Se las comparto fraternalmente.

                 

1.Poner en práctica el “Plan pastoral diocesano”

El año pasado, en Pascua, se hizo público el “Plan pastoral diocesano”. Es importante llevarlo a la práctica gradualmente. Con ello pretendemos asumir y hacer fructificar el esfuerzo que, desde hace muchos años, se ha venido realizando en la diócesis. En el Plan pastoral hay una larga lista de propuestas dirigidas a cada uno personalmente, a las parroquias, a las distintas zonas pastorales y a toda la diócesis. Corresponde a cada uno personalmente y a los consejos pastorales de cada parroquia, zona o de la diócesis, discernir cómo asumir las propuestas y cómo llevarlas a la práctica. Comencemos por aquellas que consideremos más factibles.

               

2.Consejo pastoral diocesano y consejo pastoral zonal

El próximo 22 de enero se tendrá la primera sesión del Consejo pastoral diocesano. El Consejo pastoral diocesano es un espacio en el que los laicos, religiosos y sacerdotes junto con el obispo, examinan el estado de la diócesis y disciernen los temas que hay que asumir prioritariamente. El Consejo pastoral manifiesta el modelo de iglesia que propuso el Concilio Vaticano II y responde a la llamada del Papa Francisco a asumir el carácter sinodal de la iglesia. Del mismo modo, en cada zona pastoral debe constituirse el consejo pastoral en el que los laicos representantes de cada una de las parroquias, junto con representantes de los religiosos y de los sacerdotes, dialoguen y disciernan las prioridades pastorales de la zona. Es un camino que cada zona pastoral ha de realizar en estrecha comunión con las otras zonas pastorales de la diócesis. De este modo consolidaremos la comunión diocesana y fortaleceremos nuestro compromiso misionero.

                     

3.Fortalecimiento de las comisiones diocesanas

Una vez puesto en marcha el Consejo pastoral, queremos consolidar el funcionamiento de las distintas comisiones diocesanas. Hay ciertamente diferencias en la situación de las comisiones. Teniendo presente la situación general de la diócesis, queremos definir con mayor claridad los objetivos de cada una de las comisiones y reforzarlas con nuevos miembros. Se trata de impulsar una acción más dinámica y eficaz. Pido la generosa colaboración de todos.

                

4.Durante el año 2023 vamos a asumir prioritariamente la primera opción del Plan pastoral diocesano

Este año nos centraremos principalmente en el cumplimiento de las acciones propuestas en la primera línea del Plan pastoral diocesano, que está formulada así:

“Queremos ser una iglesia en salida, compartiendo el camino con quienes viven experiencias de marginación y esforzándonos para testimoniar y anunciar a todos el Evangelio”.

                 

Para hacer realidad este objetivo se proponen tres acciones:

                                

Meditar y compartir la Palabra de Dios, que es la fuente que sostiene el caminar de una “iglesia en salida”.

Es un punto fundamental. Expresa el deseo de profundizar la experiencia de fe. Es una condición indispensable para sostener cualquier actividad de la iglesia. En la página 20 de la versión española del Plan pastoral se sugieren diversas acciones concretas. Quisiera insistir, sobre todo, en la necesidad de crear grupos de lectura compartida de la Palabra de Dios en todas las parroquias. Además, invito a todos a participar activamente en los programas de formación cristiana que ofrece la diócesis. Profundizar la experiencia de fe es un desafío crucial para la iglesia en Japón. Si no se mantiene encendida la llama de la fe en el corazón de cada uno, es imposible comunicar a otros la alegría del Evangelio.

        

Crear oportunidades para que otras personas entren en contacto con el Evangelio.

Es una invitación a compartir con otros, comenzando por las personas más cercanas, el gozo de haber conocido a Jesús y el Evangelio. Se trata de compartir con otras personas la luz que ilumina el camino de la propia vida. En las páginas 20 y 21 de la versión española del Plan pastoral encontrarán varias sugerencias para llevar a cabo este objetivo.

          

Trabajar, a través de una amplia variedad de actividades, para crear una sociedad que responda al proyecto de Dios para la humanidad.

Dicho en otras palabras, se trata de hacer realidad lo que Jesús llamaba el “Reino de Dios”. Entendemos qué significa esto cuando observamos atentamente la vida y la actuación de Jesús que nos transmiten los evangelios. En la diócesis de Fukuoka, desde hace muchos años, existen numerosas iniciativas de acción social. Ante todo, se trata de apoyarlas y de participar en ellas de acuerdo con las propias posibilidades. Procuremos participar en algunas de estas actividades. Es importante cuestionarnos: qué puedo hacer yo personalmente o qué podemos hacer como grupo. También sobre este punto se ofrecen diversas sugerencias en la página 21 del texto español del Plan pastoral.

                 

Además de todo esto, nos comprometemos a apoyar las diversas iniciativas que llevan a cabo los jóvenes en nuestra diócesis. Del mismo modo, nos vamos a esforzar en cuidar las actividades para la educación de la fe de los niños y adolescentes. Cada parroquia tiene la obligación de programar las actividades de catequesis. Dado el reducido número de niños en algunas parroquias, se pueden organizar, de vez en cuando, algunas actividades conjuntas con las parroquias cercanas.

                   

Este año se va a celebrar en Lisboa (Portugal) la “jornada mundial de la juventud” que contará con la presencia del Papa Francisco. Espero que puedan participar algunos jóvenes de nuestra diócesis.

                     

Que el Señor bendiga a cada uno de ustedes y a sus familias.

                

Fukuoka, 1 de enero de 2023

Con una enorme gratitud hacia todos,

              

             

            

                      

Josep M. Abella

Obispo de la diócesis de Fukuoka

公式アカウント
Official account
page top